dijous, 12 de juny de 2008

Un llibre per a mestres i professors

Una de les coses que fa que un mestre progressi en la seva manera de dur la tasca educativa és, sens dubte, la formació permanent.

Formació permanent, vol dir, implicació en el que fem, millorar en recursos, progressar com a persones. MAI vol dir, només, aconseguir un certificat.
Quants mestres ho creuen i no passen d'aquí!!!

Quina llàstima!!!!
Vinga a llegir sobre el tema en qüestió de fa dies.


Segunda edición del libro “Herramientas para combatir el bullying homofóbico”


Este junio aparece en las librerías la segunda edición del libro ‘Herramientas para combatir el Bullying Homofóbico’ de Raquel Platero Méndez y Emilio Gómez Ceto. Es un texto pensado para docentes, educadores/as, madres, padres preocupados por la incidencia del acoso escolar homofóbico en la escuela y en la educación no formal. Nuestro objetivo es mejorar la competencia de quienes educamos, no sólo contribuyendo a solventar la falta de información sino también impulsando los cambios necesarios para vencer las actitudes de rechazo y resistencia frente las minorías sexuales.

Queremos facilitar la tarea de empoderamiento de toda la comunidad educativa, mejorando la calidad de vida de los chicos y chicas que manifiestan la experiencia de un rechazo específico a todas aquellas personas que rompen con las normas tradicionales que dictan lo que debe ser un hombre o una mujer. En definitiva, mostramos que la homofobia afecta no sólo a lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales sino también a quienes se asocian con ellos o simplemente no encajan en los roles tradicionales de género.

Noticia extraída de Dos Manzanas

2 comentaris:

Mikel ha dit...

Un libro tan necesario como recomendado. Ayer fue usado como referencia en una conferencia sobre masculinidades del festival Diversa de Elche, donde en algunos temas que se tocaron apareció este libro como lectura recomendada, y que seguramente pille cuando el dinero me lo permita, ai la economía del estudiante ¬¬, y ya no sólo por mi interés, sino también por mi entorno.

Desde luego ya por su segunda edición, que está realmente muy bien, y es una herramienta más para los docentes que precisamente necesitan de esta clase de herramientas para combatir la homofobia.

Un abrazo

Salvador Sáinz ha dit...

Creía que estas cosas estaban más que superadas y que sólo pasaban cuando yo iba al Instituto Gaudi (ahora Salvador Vilaseca).
Pero gente que me escribe me dice lo contrario y erre que erre se continúa con prejuicios hacía quienes son o somos diferentes.
A mí nunca me ha gustado el fútbol (un deporte al parecer muy viril), como al resto de mis compañeros, y no veas lo que me llegaron a decir.